Archivo de la categoría: Rosario Castellanos

Rosario Castellanos

El autor y su vida

Rosario Castellanos, escritora, poeta, novelista, autora de cuentos, dramaturga, ensayista, profesora, promotora cultural mexicana y embajadora, nació en la Ciudad de México el 25 de mayo de 1925.

Su infancia y parte de su adolescencia la vivió en Comitán, en el estado de Chiapas, cerca de la frontera con Guatemala. Rosario y su hermano Mario Benjamín, un año menor que ella, fueron criados por una indígena tzeltal, su nana.

Como hija de una importante familia finquera, Rosario fue muy pronto consciente de las injusticias que impedían en progreso de los indígenas. Sus observaciones de la situación de los indios en Chiapas influyeron mucho en la atmósfera y el estilo de sus obras.

Su hermano Mario murió a la edad de ocho años; acontecimiento que cambió drásticamente la vida de la pequeña Rosario. Por el luto, los padres se olvidaron de ella y la única persona de apego fue su nana indígena, con la cual tenía una relación mucho más afectuosa que con su propia madre.

Rosario describe la rivalidad oculta entre ella y su hermano, sus experiencias de niña discriminada frente a el y las consecuencias graves de su muerte que ella vivió, en las siguientes palabras:

“Tuve un hermano, un año menor que yo. Nació dueño de un privilegio que nadie le disputería: ser varón. Mas para mantener cierto equilibrio en nuestras relaciones nuestros padres recordaban que la primogenitura había recaído sobre mí. Y que si él ganaba las voluntades por su simpatía, por el despejo de su inteligencia y por la docilidad de su carácter, yo, en cambio, tenía la piel más blanca.

Esta rivalidad, cuyos matices amenazaban con ser infinitos, se interrumpió abruptamente con un hecho brutal: la muerte de mi hermano, recurso que les permitió expulsarme para siempre del campo visual de unos padres ciegos de dolor y de nostalgia.”[1]

 Otra reacción de Rosario ante la muerte de su hermano fue una deconsolada tristeza. Norma Alarcón realza dichas consecuencias trágicas de la muerte para la pequeña niña:

“La muerta del hermano la arrojó al caos, la incertidumbre y la confusión; también fomentó una crisis totalizante en la familia y puso en evidencia los valores familiares referentes a la sexualidad. Un modo de vida hasta ese momento dado por supuesto se destruyó y desmitificó simultáneamente.”[2]

A los 16 años, Castellanos regresó a la Ciudad de México, donde, en 1950, se graduó como maestra en Filosofía por la Universidad Nacional Autónoma de México.

 Más tarde realizó estudios de estética y estilística en la Universidad de Madrid. A su regreso escribió durante años en el diario Excélsior, fue promotora cultural en el Instituto Chiapaneco de la Cultura y el Instituto Nacional Indigenista de San Cristóbal de las Casas, así como secretaria del PEN Club. Durante su vida fue profesora en diversas universidades mexicanas, así como en el extranjero. De 1961 a 1966 fue directora de Información y Prensa en la UNAM y profesora de la facultad de filosofía y letras. En 1971 fue nombrada Embajadora de México en Israel y además impartió clases en la universidad Hebrea de Jerusalén.

En 1974 Rosario Castellanos falleció en Tel Aviv, Israel, a la temprana edad de 49 años a causa de a una descarga eléctrica.[3]


[1] Gil Iriarte, María Luisa: Testamento de Hécuba: Mujeres e indígenas en la obra de Rosario Castellanos. Sevilla: Universidad de Sevilla (1999), p. 156.

[2] Alarcón, Norma: Ninfomanía: El discurso feminista en la obra poética de Rosario Castellanos, Madrid: Editorial Pliegos (1992), p. 30.

[3] Informaciones sobre Rosario Castellanos y su biografia sacado de: http://es.wikipedia.org/wiki/Rosario_Castellanos

Deja un comentario

Archivado bajo Rosario Castellanos